int(0)
El Sistema de Alerta Temprana tiene como objetivo generar alertas anticipadas a los organismos de atención de desastres y a la comunidad vulnerable, cuando hay probabilidad de que en el Valle de Aburrá se presenten condiciones hidrometeorológicas extremas, que puedan amenazar la vida, la vivienda y la calidad de vida de las personas. El SIATA cuenta con estas herramientas de monitoreo:
  • Red meteorológica: medición de la temperatura, velocidad y dirección del viento, humedad relativa y precipitaciones.
  • Estaciones de Nivel: medición del caudal y nivel de las quebradas.
  • Vigía Forestal: alerta y prevención de incendios forestales.
  • Red acelerográfica: reporte y registro de movimientos del suelo
En la actualidad el Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá cuenta con 77 estaciones pluviométricas, 14 estaciones meteorológicas y 7 de nivel.
Las condiciones meteorológicas inciden en la vida de las personas, los animales y la naturaleza misma. Por eso, estar atento a las variaciones del estado del tiempo ayuda a tomar decisiones de manera oportuna, que van desde qué tan abrigados debemos estar, planear y cuidar el cultivo de la agricultura e incluso, prevenir desastres en las comunidades. Precisamente, salvar vidas y generar conciencia de prevención es el objetivo principal de la información del estado del tiempo, pues permite emitir información oportuna y actualizada ante la posibilidad de que se genere una inundación, o un deslizamiento de tierra, entre otros posibles fenómenos geofísicos.Específicamente, Colombia, está ubicada en la zona de convergencia intertropical, esto significa que no tiene estaciones. Sin embargo, cuenta con ciertas condiciones de humedad, temperatura, viento, entre otras variables, que propician temporadas de lluvia y de tiempo seco.
El Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá – SIATA, monitorea en tiempo real las condiciones meteorológicas en el Valle del Aburrá. Su operación y mantenimiento está a cargo de la Alcaldía de Medellín y el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y cuenta con EPM e Isagén como aliados.
Es un software que permite presentar la información del clima de forma atractiva y entendible para el público, con un diseño que puede adaptarse a la televisión, web y dispositivos móviles.
En la escala de colores, el azul y verde representan baja reflectividad, lo que se interpreta como baja intensidad de precipitaciones. Los colores cálidos como el amarillo, naranja y rojo indican lluvias de moderada a alta intensidad. El magenta indica lluvias muy intensas, que incluso pueden traer granizo.
El radar meteorológico permite conocer los sectores en los que se presentan o se han presentado lluvias en las últimas horas, el movimiento, dirección y la intensidad de las mismas en Valle de Aburrá.
Un radar es un sensor remoto, que emite una señal de microondas que llega hasta las nubes y se refleja en las gotas de agua. La cantidad y el tamaño de las gotas de agua presentes en las nubes se registra en la  imagen y se denomina “reflectividad”.